Seleccionar página

Somos trabajadores, profesionales, emprendedores y pequeños empresarios libres, informados e independientes.

Creemos en el derecho al trabajo y al libre emprendimiento, el valor de la propiedad privada y del esfuerzo humano personal, la calidad de vida ganada con el trabajo propio, no de terceros.

En la libertad económica, en la libre empresa, en la sana competencia, en la equidad, en la igualdad de oportunidades, en la justicia e igualdad ante la ley.

En la información pública, en claridad y en la transparencia.

No trabajamos para el Fisco ni para el Estado de Chile. Preferimos mantener la ingenuidad, la candidez y la honradez.

 En los últimos 45 años, hemos realizado un tremendo y un gran esfuerzo en incubar, orientar, integrar y formalizar a los más de 1.700.000 chilenas y chilenos, emprendedores informales, que no se legalizan ni se formalizan, que no pagan impuestos ni dan nada de empleo formal, ya que no les “conviene” porque la plata se las regala el estado vía “Ayudas, bonos, subsidios, programas y gratuidad”, amparados y respaldados en una política pérfidamente populista de los gobiernos de turno, de los últimos 29 años y de un muy mal entendido estado equitativo, igualitario, inclusivo y subsidiario de la pobreza, de la “poblada” aprovechadora e ignorante, que nosotros llamamos “La Rotada”, llena de beneficios y de demandas ciudadanas, de los que “piden y no dan”, de los que “sacan y no ponen” “ de los que tienen “muchos derechos”, pero “nunca deberes”, pero “votan” por las nuevas mayorías, todas políticas que sólo crean y desarrollan la flojera, la ignorancia, la pereza, el subdesarrollo e informalidad, en resumen, “La nueva pobreza”.

 Gobiernos que, además, a través de los mal llamados “Programas”, “Comités” “Paquetes Reactivadores”” y otras “creativas entelequias, modelos y organizaciones sociales gubernamentales” prolíficas, depredadoras e indebidas, se han apropiado descaradamente, de más de USD$ 100.000.000.000, (Cien mil millones de dólares)(Equivale a 2.500 Hospitales de USD$ 40.000.000 cada uno) del erario nacional, de las platas públicas, de la plata de “los pobres”, “Pobre de los pobres”, para enriquecer a los progresistas, socialistas, los PPD y a los seudos y sesudos Centro Izquierdistas, y a todos los otros “Istas”, los frescos de siempre, que “Si bien es cierto, No es menos cierto”, que viven una vida de meditaciones, reflexiones y lujos extremos con la plata de los más pobres. Los que les dan el Voto.

 Paralelamente, y debidamente remunerados por sus “ASESORÍAS”, “DIRECTORIOS” y la puerta giratoria, los progresistas permitieron y dejaron que muchos grandes empresarios se enriquecieran indebidamente (No las PYMES), permitiéndoles autorizar leyes, exenciones y prebendas que los beneficiaban. Es decir, los PROGRESISTAS y socialistas hicieron super ricos a los más ricos.

Hoy en Chile existen más de 500.000 personas ABC1 y C2 que poseen un patrimonio líquido, es decir plata en el banco, de más de USD$ 100.000 cada uno.

 ¿Cuánto cobraron las autoridades y los progresistas? Cobraron y empeñaron la calidad de vida de los trabajadores chilenos, de sus madres y de sus hijos, de sus descendientes por 100 años.

 Los estudios serios, dicen que, a la poblada, es decir, “a los pobres”, les llega sólo el 30% de las platas de los “programas de ayuda o de los fondos sociales”, el 30% de las lucas, el otro 70% se “queda enredado” en la estructura política, en el programa, en los funcionarios, en los directores, en los asesores, en los operadores, en los gastos y en los creativos de siempre, los Políticos y Lobistas. El 70% de toda la plata de Chile.

 Si Uds., no creen en nuestra posición, por favor estudien e investiguen, cuánto es el patrimonio personal de cada político chileno, cada Diputado, cada Senador, cada Ex Ministro, cada Sub secretario, cada Funcionario de Gobierno, Gerentes de empresas públicas, Fiscales, Jueces, Ex Presidentes y otros apitutados.

 (Hoy en 30 años, existen más de 980.000 nuevos o viejos funcionarios públicos”, funcionarios de gobierno, operadores políticos y apitutados, que se llevan más del 30% del PIB anual chileno, USD$ 72.000.000.000), los que ganan entre un 40% y un 300% más que cualquier trabajador chileno. Quién dejó que ocurriera esta catástrofe, este abuso y aprovechamiento, ellos, los Progresistas de la plata ajena.

 El patrimonio personal neto de cada uno de estos ciudadanos, lo que han ganado con su “trabajo social” en 29 años, es mayor a los USD$ 6.000.000. ($ 4.320.000.000 TCR $ 720) “Para cada uno”, es decir, con la poblada pobre e ignorante han hecho el “negocio” de sus vidas. Todo muy social.

 Y todos nos dicen que son “Humanistas”, “socialistas”, que viven y piensan en la igualdad, en la equidad, en la inclusión, en la justicia “por y para los pobres”. Esa es la historia mundial de los progresistas.

 Así, es re fácil. Así no se puede desarrollar el libre emprendimiento privado.

No queremos ni esperamos más…de los mismos.

(Este artículo es del año 2005)

Atentos saludos

Raimundo Jaramillo Rodríguez